miércoles, 13 de julio de 2016

REFLEXIÓN DEL NIVEL OCHO


De este nivel rescato tres cosas interesantes: lo primero el video de Barry Schwartz sobre la sabiduría práctica, lo segundo el trabajo del mapa de estrategias y actividades para ampliar y sostener las redes profesionales y lo tercero la lectura de los blogs e ideas de los compañeros.

Primeramente me gustaría hablar del impacto profundo que tuvo en mí el video de Barry Schwartz, tanto que hasta decidí compartirlo con los maestros de primaria.  Las ideas que se presenta allí sobre la “sabiduría práctica” me llevaron a repensar mi profesión y lo que espero de ella.  También me regresó a la reflexión sobre muchas de las incongruencias del sistema educativo y en general de la institución escolar.  Vuelve la pregunta ¿por qué y para qué decidí ser maestra? Me doy cuenta que mucho de lo que hago no da respuesta a esa pregunta.  Yo no decidí ser maestra para que mis alumnos pasaran exámenes, ni para cumplir con las expectativas del mercado, ni para que la escuela en que trabajo tenga prestigio.  Decidí ser maestra porque me interesan mis alumnos, los alumnos, cada alumno, con sus dificultades, sus historias, sus alegrías y sus sufrimientos.  Decidí ser maestra porque estoy convencida que el mejor medio para luchar contra la desigualdad y la discriminación es la educación.  Porque no creo que un conocimiento privado, escondido, reservado para las élites, sino en uno que haga más libres a las personas y que les permita elegir lo mejor para todos.  Me cuestiono si es eso en realidad en lo que trabajo.

En segundo lugar, el pensar en el mapa de estrategias me hizo caer en la cuenta del gran trabajo que representa formar comunidades en red, que en verdad son una inversión de tiempo y esfuerzo y que se tiene que estar convencido y abierto para lograr que estas funciones.  Hacer el mapa me clarificó las tareas a llevar a cabo, las herramientas de las que se puede hacer uso y las necesidades que hay que tomar en cuenta.  También me ayudó a ver que en realidad necesito ayuda, cercana o lejana, pero ayuda que me permita seguir adelante en el camino y no desistir.  Como escribió Verónica en su blog, recordad constantemente la frase “No te Rindas”.

Por último, leer los blogs de los compañeros como siempre es un placer.  Es lo que le da sentido al trabajo que vamos haciendo, porque de pronto se siente como que nada más estamos escribiendo para nosotros mismos, como si fuera un diario personal que no nos acerca a nadie.  Pero al leer los blogs de los demás, nos damos cuenta de que no estamos solos en este camino.

Gracias por la compañía y gracias por lo aprendido.

3 comentarios:

  1. Hola Mary Carmen,
    Muy buenas tus propuestas y que bueno que no desististe!! Ya casi terminamos. Comento que me parece hermosa y muy humana tu motivación profunda para ser maestra: "decidí ser maestra porque me interesan mis alumnos, los alumnos, cada alumno, con sus dificultades, sus historias, sus alegrías y sus sufrimientos. Decidí ser maestra porque estoy convencida que el mejor medio para luchar contra la desigualdad y la discriminación es la educación."
    Y ahora has decidido una serie de estrategias de intervención también encaminadas a la mejora de la relación con tus alumnos que hoy se mueven en la red, a través de estos medios. ¿Has pensado en la influencia tan positiva y amplia que puedes tener con ellos - y con tus compañeros de trabajo - desde la red y más allá de ellos con los mundos que ellos se relacionan?
    Tú has compartido un video, es decir, al compartir ese video que te inspiró ya creaste red. Si otro lo comparte la red se amplía más y más y es maravilloso pensar en la infinitud de posibilidades que nos abren las relaciones en red.
    Ciertamente tu calidez como persona extraña el contacto, pero también así, escribiéndonos, comentando, interesándonos unos por otros hay contacto y se genera, también, una sensación de compañía... al menos esa ha sido mi experiencia...

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Ada por tus palabras. Un placer compartir la experiencia contigo.
    Maricarmen L.

    ResponderEliminar
  3. Maricarmen,
    ¡Ahora sí me sacaste las lágrimas!
    Y creo que en el fondo todos nos movemos por ideales profundos, y de repente, un día, nos dejamos llevar por la rutina y los compromisos vanos; pero que hermosa es la oportunidad de poder detenernos a recordar eso que nos incitó a ser lo que ahora somos... Darnos el tiempo para fortalecer las raíces que nutren los frutos que damos cada día. Comparto contigo lo que te motiva a ser maestra. Comparto tus luchas y tus logros. Llegas a mover esas fibras interiores que tejen lo que soy. Y con esto sigo reafirmando que somos una comunidad de crecimiento y aprendizaje.
    Bendiciones para ti y para lo que haces,
    Abrazos,
    Aída Hdez.

    ResponderEliminar