martes, 31 de mayo de 2016

REFLEXIONANDO SOBRE LO APRENDIDO (SEGUNDA ETAPA)


Durante esta segunda etapa del curso, creo que mi mayor logro es haber repensado mi práctica con mis alumnos de la tarde.  Cuando trabajo con ellos de pronto es difícil que trabajen en red, puesto que vienen de distintos colegios, están en diferentes niveles educativos y tienen diferentes dificultades.  Sin embargo, todos pueden aprender de todos, probablemente más de lo que pueden aprender de mí, puesto que son niños que debido a sus problemas académicos, muchas veces han sido relegados y excluidos de los grupos.  Esto me ha inspirado en buscar estrategias y maneras de generar entre ellos una mayor interacción.
Además aprendí sobre herramientas que no conocía y pude reactivar mi cuenta de Diigo, lo que creo que puede ayudarme a organizar mucho mejor la información que se encuentra en la red.  Otras herramientas interesantes que no mencioné en el apartado anterior son los Crash Course.  Los recomiendo muchísimo para los maestros de historia o simplemente para todos aquellos que quieran enterarse de una época o período histórico de manera entretenida y rápida.
Me sorprendí mucho ver como mis compañeros reflexionaban en sus blogs sobre todas las posibilidades del trabajo en red.  En especial el comentario de una compañera sobre las dificultades del acceso a internet.  Creo que es importante aquí considerar que no todos los contextos son iguales, que la red de internet no llega a toda la población y que hay una situación de exclusión que compromete el trabajo comunitario y de red.  Aquí hay un espacio para la reflexión ética sobre hasta qué punto las herramientas que nos brinda la web, también son factores de exclusión.
Por otro lado, es muy agradable encontrar tanta gente dispuesta a compartir conocimiento e información de manera gratuita y solidaria a través de la red.  Ojalá y podamos lograr que esto nos convierta en una sociedad mucho más justa y comunitaria.

3 comentarios:

  1. Hola Maricarmen!
    Qué gusto leerte, y sentir empatía con lo que escribes...
    Me parece interesante el punto que tocas sobre la accesibilidad de las personas a la red.Creo que nos hemos ido adaptando a la tecnología, cada quién desde sus posibilidades, y se ha convertido ya en una herramienta importante de comunicación e información. Sin embargo, observo que la distancia se hace cada vez más grande entre los que van al corriente de la vanguardia tecnológica y los que se mantienen al margen de ella. Y yo me pregunto si nuevamente la opción de autogestión del aprendizaje en red, nuevamente se está convirtiendo en un elitismo imparable. Y me refiero nuevamente al comparar este analfabetismo tecnológico con el que se notara ampliamente décadas o siglos atrás (dependiendo del lugar). Recuerdo lo que he aprendido de la historia de la escolarización, cuando antes de este movimiento mundial, solamente los más poderosos o pudientes, podían tener la oportunidad de instruirse intelectualmente. En fin, de nuevo vivimos como sociedad este proceso y seguramente que en unos años veremos una mayor calidad en el servicio de la red y la capacitación de la mayoría en este ámbito.

    ResponderEliminar
  2. Hola Maricarmen!
    Qué gusto leerte, y sentir empatía con lo que escribes...
    Me parece interesante el punto que tocas sobre la accesibilidad de las personas a la red.Creo que nos hemos ido adaptando a la tecnología, cada quién desde sus posibilidades, y se ha convertido ya en una herramienta importante de comunicación e información. Sin embargo, observo que la distancia se hace cada vez más grande entre los que van al corriente de la vanguardia tecnológica y los que se mantienen al margen de ella. Y yo me pregunto si nuevamente la opción de autogestión del aprendizaje en red, nuevamente se está convirtiendo en un elitismo imparable. Y me refiero nuevamente al comparar este analfabetismo tecnológico con el que se notara ampliamente décadas o siglos atrás (dependiendo del lugar). Recuerdo lo que he aprendido de la historia de la escolarización, cuando antes de este movimiento mundial, solamente los más poderosos o pudientes, podían tener la oportunidad de instruirse intelectualmente. En fin, de nuevo vivimos como sociedad este proceso y seguramente que en unos años veremos una mayor calidad en el servicio de la red y la capacitación de la mayoría en este ámbito.

    ResponderEliminar
  3. Hola Maricarmen!
    Qué gusto leerte, y sentir empatía con lo que escribes...
    Me parece interesante el punto que tocas sobre la accesibilidad de las personas a la red.Creo que nos hemos ido adaptando a la tecnología, cada quién desde sus posibilidades, y se ha convertido ya en una herramienta importante de comunicación e información. Sin embargo, observo que la distancia se hace cada vez más grande entre los que van al corriente de la vanguardia tecnológica y los que se mantienen al margen de ella. Y yo me pregunto si nuevamente la opción de autogestión del aprendizaje en red, nuevamente se está convirtiendo en un elitismo imparable. Y me refiero nuevamente al comparar este analfabetismo tecnológico con el que se notara ampliamente décadas o siglos atrás (dependiendo del lugar). Recuerdo lo que he aprendido de la historia de la escolarización, cuando antes de este movimiento mundial, solamente los más poderosos o pudientes, podían tener la oportunidad de instruirse intelectualmente. En fin, de nuevo vivimos como sociedad este proceso y seguramente que en unos años veremos una mayor calidad en el servicio de la red y la capacitación de la mayoría en este ámbito.

    ResponderEliminar